Las estrellas tienen energía y luz propia, pueden ser de múltiples tamaños y brillar con intensidades diferentes pero nunca se olvidan de salir, porque, pase lo que pase a su alrededor, nunca dejarán de ser estrellas...

sábado, 5 de mayo de 2012

Los hombres son de Marte,...

..., las mujeres son de Venus. Qué gran título eligió John Gray para describir que hombres y mujeres parecen proceder de distintos planetas. Somos biológicamente similares, usamos las mismas palabras, compartimos el mismo espacio geográfico pero nuestros códigos de comportamiento, lo que pretendemos expresar con palabras, nuestros valores existenciales,...son distintos.
Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus.
Los hombres y las mujeres no percibimos la vida y sus circunstancias de la misma manera, de ahí nuestros múltiples problemas de comunicación. He elegido un fragmento del libro que ejemplifica claramente la situación:
"La queja más frecuentemente expresada por las mujeres acerca de los hombres es que no escuchan. O bien que el hombre la ignora cuando ella le habla, o bien escucha unos segundos, evalúa lo que la está molestando y luego adopta orgullosamente el papel del arréglalotodo y le ofrece una solución para que ella se sienta mejor. Ella quiere empatía, pero él piensa que quiere soluciones.
La queja más frecuentemente expresada por los hombres acerca de las mujeres es que siempre están tratando de cambiarlos. Cuando una mujer ama a un hombre, se siente responsable de su crecimiento y trata de ayudarlo. Forma una Comisión de Mejoramiento del Hogar. Piensa que lo está estimulando, mientras él piensa que lo está controlando."
Jordi Labanda
¿Por qué será tan difícil entender y que te entiendan? ¿Por qué será tan difícil alcanzar un punto medio? ¿Por qué será tan difícil ser consciente de que la situación es de ese modo? Así que tanto "por qué será tan difícil" se resume en un único ¿por qué será tan difícil entender a las personas?

Yo creo que las desavenencias de los tiempos que corren tienen más que ver con el género humano en sí que con uno de los dos sexos; de todos modos, este problema se solucionaría si las personas vinieran con manual de instrucciones, pero eso sí, sin excepciones, ¡todas las personas! Seguro que habría más de un libro gordo...

Que las mujeres somos complicadas, no lo pongo en duda, pero que los hombres, sin excepción, no se quedan atrás, es indudable. Está claro que nosotras somos de Venus y ellos de Marte...
Jordi Labanda



4 comentarios:

  1. Excelente!Como aportación, yo que soy fan incondicional de Eduard Punset, apunto de su último libro publicado ya en el prólogo nos explica:
    "El cerebro tiene sexo y que los varones - al contrario que las hembras- irrumpen en la pubertad más tarde y se comportan toda la vida como si tuvieran doce años; en ellas, el comportamiento infantil desaparece con la edad mientras que en ellos perdura toda la vida. Lo de menos es la diferencia de su sistema límbico"

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo y con Punset!!! Lo realmente sorprendente es que, aún sabiéndolo imposible, sigamos intentando entendernos, jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Pues nada! a tener siempre el espíritu joven!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, esa es la actitud!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...